Edad del primer móvil y control parental

La edad para tener el primer móvil continúa bajado y se sitúa hacia los 11 años de edad. A menudo se argumenta que es un elemento de seguridad en el paso de la educación primaria a la secundaria. Pero, si es sólo por eso, no se necesitan terminales conectados a Internet ni modelos caros de determinadas marcas. Hoy el móvil es también un símbolo del rito de paso hacia la adolescencia que aporta los valores de estatus, independencia e identidad.

Los adultos actuales no fuimos educados en este contexto tecnológico y para asegurar que los menores hagan un uso seguro, ético y saludable debemos trabajar 3 elementos: 1. El acompañamiento, porque con el diálogo y la confianza iremos construyendo el criterio que necesitarán en el mundo conectado. 2. Normas en la gestión de los tiempos, espacios y otros condicionantes para que generen hábitos que les ayudará a tener una buena dieta digital. 3. Responsabilidad progresiva para ir ganando autonomía en la gestión de su privacidad, comunicación con los demás y la configuración de una identidad digital propia.

Tenemos recursos que nos pueden ayudar en este camino como es el registro consciente de las actividades, el contrato pactado o las herramientas de control parental. Pero, el mejor control parental es lo que hacen los mismos padres con el conocimiento del qué y cómo están haciendo los menores, acompañándolos y están disponibles. Estamos aprendiendo juntos, también coordinados con los centros educativos, a educarnos en el mundo conectado donde no queremos que haya huérfanos digitales.

15625576_787183264769668_6570391890829508608_n

 

Anuncis